La planta de chile pierde hojas

Chilipflanzen Blätter

Causas

Muchas de las causas y problemas son fáciles de solucionar. Mantén la calma e investiga las causas. Sin duda, aún puede guardar su guindilla.

Anegamiento

En primer lugar, compruebe el grado de humedad del suelo. El riego incorrecto es la principal razón por la que las plantas de Capsicum se van al paraíso del chile. Perfore el suelo con el dedo. No es raro que la humedad se acumule en la parte inferior de las macetas. El encharcamiento hace que las raíces de los chiles se pudran rápidamente. En este caso, plante el chile en tierra nueva y bien drenada. Retire primero la tierra vieja. Lea el artículo sobre el riego adecuado de los chiles.

Escasez de agua

Si hay muy poca agua, los síntomas son similares a los del exceso de agua. Por lo tanto, compruebe con el dedo índice si la capa inferior de tierra está seca. Basta con que se note un poco de humedad. La mejor forma de describir la buena humedad del suelo es la humedad del tabaco. Se refiere al tabaco con el que se lian los cigarrillos.

Si el suelo está seco, las hojas se marchitan y caen. Si se riegan pronto, se recuperan con bastante rapidez. También puedes enseñar a tus plantas a hacer frente a la falta de agua. Riegue ocasionalmente sólo cuando su follaje cuelgue sin fuerza.

Cloro y cal

En el agua del grifo suele haber demasiada de ambas cosas. El cloro provoca clorosis y se hace visible a través de las hojas amarillas. La cal aumenta el valor del pH, lo que dificulta la absorción de nutrientes por las plantas. Una forma prometedora de evitar estos problemas causados por un agua inadecuada es mezclar agua del grifo con agua osmotizada o destilada. El agua de lluvia también resuelve el problema del agua dura y clorada.

Falta de calor y sol

A los chiles no les gusta nada el frío y la oscuridad. Cuando se cultiva en un alféizar de piedra, a menudo se pasa por alto que se trata de un puente frío hacia la maceta de cultivo. Causa frecuente de muerte en plantas jóvenes. Las temperaturas permanentes inferiores a 16 °C no sólo son malas para el crecimiento, sino que provocan propensión a las enfermedades.

La falta de luz tampoco es buena para los chiles. La consecuencia de un entorno demasiado oscuro es que a la planta se le caen las hojas. Puede evitarlo proporcionándole un lugar luminoso con al menos 9 horas de luz directa. La iluminación artificial para plantas es un remedio en la estación oscura.

Síntomas de deficiencia

Si los nutrientes son demasiado bajos, las plantas de guindilla crecerán enfermas. Recuerde que la tierra de cultivo tiene pocos nutrientes. Más tarde tendrás que trasplantar los chiles y empezar a abonar. Hemos descrito los distintos abonos en otro artículo. La falta de nutrientes puede provocar muchos otros problemas.

Sobrefertilización

La fertilización excesiva suele realizarse con demasiado nitrógeno. Los problemas que surgen directamente al abonar se deben en gran medida a la sequedad del suelo en el que se aplica el abono. Las sales nutritivas llegan demasiado rápido a las raíces y las dañan. Esto es visible en la caída de las hojas, que se desprenden poco después.

Escarcha

Los chiles suelen morir a temperaturas inferiores a 8 °C. Todas las plantas de Capsicum perecen como muy tarde a - 0,8 °C. El frío daña las plantas de chile, las heladas las matan. Una pequeña excepción son los Rocotos, que pueden soportar temperaturas frescas durante poco tiempo.

Plagas

Examina tu planta con mucho cuidado para ver si hay pequeños animales en ella. Conviene examinar con lupa sobre todo el envés de las hojas. Si al rociar la planta con agua nebulizada se descubren fibras finas de araña, se trata de una plaga de ácaros. Entonces es necesario un control inmediato de las plagas.

Enfermedades fúngicas, infestaciones bacterianas y virus

A menudo se puede reconocer una infestación por microorganismos nocivos por las manchas. Las manchas amarillas, marrones o negras con un borde nítido indican un problema mayor.

Si la enfermedad de la planta se extiende demasiado, las hojas se caen en hileras. El único remedio suelen ser los productos fitosanitarios: fungicidas contra los hongos, bactericidas contra las bacterias y virucidas contra los virus.

El médico de plantas de interior probablemente pueda ayudarte con la identificación.

Prevención

En cualquier caso, es mejor proteger los chiles de forma preventiva contra las enfermedades de las plantas.

  • Mantener una rotación de cultivos
  • Evite mojar las guindillas con agua antes de oscurecerlas.
  • No compostar plantas muertas
  • Deseche rápidamente las hojas marchitas y las partes dañadas de la planta.
  • Administrar agentes fitofortificantes
  • Cuide bien las plantas, manténgalas sanas y vitales