Plagas y enfermedades de las plantas de chile y pimiento

Pulgones y Mariquitas

El crecimiento sano y vigoroso de las plantas de chile se ve inhibido de dos formas principales. El primero son las influencias ambientales desfavorables, como la humedad, el viento, el suelo pobre, las bajas temperaturas y la falta de luz. Es fácil influir positivamente en ellos. Lo malo, sin embargo, es una plaga inesperada. Esto puede propagarse rápidamente en su cultivo de chile. Aquí encontrará información sobre cómo protegerse de una catástrofe de este tipo o cómo combatir de forma natural los insectos nocivos para los chiles.

Lo primero es lo primero: localizar y contener al enemigo lo antes posible. Por ello, el control frecuente de las plantas es una de las medidas de defensa más importantes contra plagas y enfermedades. Busque finos hilos de araña, pegajosos y decoloración no natural en las hojas. Examine también el envés de las hojas. Muchas plagas se esconden allí. Una lupa te ayudará a detectar e identificar a los alborotadores. Conoce a tus enemigos.

Prevenir las plagas

Sobre todo si quiere evitar el garrote químico, debería seguir algunos consejos de sabios jardineros con pulgares verdes. Fuera, en el jardín, una plaga se regula automáticamente. Los depredadores de las plagas les siguen los talones o antenas. Las mariquitas, por ejemplo, son perfectas para contener una granja de pulgones.

Enemigos naturales

Las mariquitas puede mantenerse fácilmente en el jardín ofreciéndoles cuarteles de invierno en forma de montones de hojas y broza. A los erizos, que te ayudan a combatir las babosas, también les gusta pasar el invierno en un montón de hojas de este tipo. Para las crisopas, también muy útiles contra los pulgones, instale crisotarios. Les gusta anidar en las cámaras de las casas de insectos rellenas de paja. Los nematodos depredadores se pueden adquirir por correo. Suelen diezmar a tus enemigos y a sus víctimas en un santiamén.

A veces ayuda rociar las plagas visibles, como los pulgones, con una manguera de jardín. Puedes recoger las babosas tú mismo o, si quieres, animar a los niños de tu vecindario a que lo hagan.

Rotación de cultivos

Preste atención a la rotación de cultivos en el huerto. Esto le ayudará a evitar la infestación de nematodos en el suelo. En la práctica, las plantas de guindilla se plantan en un lecho diferente cada año. Por supuesto, la nueva ubicación debe tener una tierra tan buena y recibir tanto sol como el huerto del año pasado.

Pegatina anti-insectos

Puedes prevenir una plaga de mosca blanca y mosquitos del hongo colgando pegatinas amarillas desde el principio. Especialmente en el invernadero y en el interior, una plaga puede resultar desagradable. Es mejor capturar insectos voladores individuales desde el principio que tener que lidiar con todas sus crías más adelante.

Cultivo mixto

A veces, los chiles crecen mejor cerca de otras plantas que sin ellas. Las hierbas con alto contenido en aceites esenciales ahuyentan a los insectos indeseados. A su vez, las guindillas también son útiles para otras verduras. Ya hemos hablado de los buenos y malos vecinos de las plantas de guindilla en un artículo.

Medidas contra las plagas

En caso de infestación de plantas de interior, debe tomar medidas lo antes posible. La regulación natural por insectos beneficiosos es menos frecuente al cultivar las plantas en interiores.

Elimine las partes de la planta infestadas tanto en el interior como en el exterior. Es mejor sacrificar una rama o una guindilla que arriesgarse a que se extienda más. En el peor de los casos, puede que también tenga que desprenderse de una planta entera de guindilla.

Al seleccionar los chiles, se suele prestar poca atención a las variedades resistentes y tolerantes. Al fin y al cabo, en el caso de las guindillas, el grado de picor y el aroma son, con razón, la máxima prioridad. Sin embargo, también podría recoger uno o dos híbridos. Se cruzan deliberadamente para obtener un mayor rendimiento o una planta F1 más robusta.

En el piso y el balcón, es mejor utilizar tierra esterilizada que haya sido tratada térmicamente. Las enfermedades y plagas se vuelven inofensivas con el calor.
Los hongos buenos y las bacterias del suelo también desplazan en gran medida a sus homólogos malos. Los abonos con una proporción de bacterias mejoradoras del suelo y hongos micorriza pueden fortalecer los chiles y ahuyentar a los huéspedes indeseados.

Control de plagas

Si se produce una infestación a pesar de todas las precauciones, no es necesario utilizar productos químicos de inmediato. Pocas plagas no son, en su mayor parte, un problema para las plantas sanas. Así que no tienes que preocuparte innecesariamente por tus futuros chiles. Un poco de tolerancia a unos pocos pulgones no le vendrá mal. Al aire libre, esto se regulará de forma natural.

Sin embargo, si sus plantas parecen enfermas, sus propias defensas no están en buena forma. En primer lugar, intente eliminar el motivo del escaso crecimiento. Los pesticidas naturales regulan suavemente. Por experiencia propia, el aceite de neem y el polvo de neem son algunos de ellos, que nos gusta utilizar cuando cultivamos chiles.

Para algunos problemas, como las infestaciones fúngicas y víricas, los productos químicos son inevitables. En este caso, asegúrese de prestar mucha atención a sus prospectos. Puedes asesorarte en tiendas especializadas y centros de jardinería.

Plagas comunes del pimiento

Ácaros

Una plaga diabólica que ataca sin piedad a los chiles en el alféizar de la ventana. El motivo de la rápida propagación suele ser la sequedad del aire de calefacción. Rocíe regularmente sus guindillas con agua y fíjese en las finas fibras de araña. Puede ver estas plagas claramente a través de la niebla de agua adherida. Si hay alguno, es hora de actuar. Para el control y la prevención nos gusta utilizar aceite de neem. El aceite de neem es un remedio vegetal biológico procedente de los frutos del árbol de neem o Niem.

Pulgones

Los pulgones chupan los jugos de la planta del chile. Estos animalitos suelen reconocerse a simple vista o por una capa pegajosa. Los daños en los chiles son hojas y brotes mutilados. Las plagas chupadoras se vuelven especialmente peligrosas cuando transmiten enfermedades y virus de las plantas.

En el jardín, el problema suele ser insignificante. El abono líquido de ortiga como fortificante vegetal ayuda bastante bien. Las plantas de guindilla resistentes pueden rociarse con la manguera del jardín o en la bañera. Para las plantas jóvenes y las infestaciones graves, el aceite de neem o diversos productos antiparasitarios pueden ayudar. Puedes comprarlos en una tienda de bricolaje, por ejemplo. La ajedrea y la lavanda son plantas vecinas adecuadas para repeler a los pulgones.

Mosquitos de los hongos

Los mosquitos de los hongos son pequeñas moscas negras que suelen introducirse por la mala calidad de la tierra de las macetas o la tierra de coco. Su rápido desarrollo se ve favorecido por un suelo constantemente húmedo. Deje que se seque la capa superior antes de volver a regar. Dos consejos que se oyen a menudo: clavar la cabeza de una cerilla en el suelo. La otra: a menudo ayuda más cubrir la capa superior con arena. Puedes conseguir arena de cuarzo en pequeñas cantidades en la sección de acuarios de la tienda de animales.

Una solución realmente recomendable y eficaz contra las plagas voladoras de las plantas son las pegatinas amarillas. Apáguelos lo antes posible cuando descubra los primeros mosquitos del hongo. Además, se multiplican muy rápidamente de forma desagradable.

Mosca blanca

Los daños causados por la mosca blanca son similares a los del pulgón. En las hojas puede verse melaza, es decir, una capa pegajosa. Estos insectos voladores alcanzan un tamaño de unos 3 mm, por lo que llaman rápidamente la atención. Las pegatinas amarillas ayudan en este caso.

Un remedio casero popular y suave contra todo tipo de insectos es el aceite de colza. Puede adquirirlo ya mezclado como remedio vegetal. Puede prepararlo usted mismo añadiendo 4 cucharaditas de aceite de colza a un litro de agua. Agite bien esta mezcla y rocíela sobre las plantas infestadas con un pulverizador para flores. No olvide el envés de las hojas.

Tratamos con aceite de neem todos los años en otoño. Aproximadamente una semana antes de llevar las plantas al interior para el invierno. La naturaleza se cuida sola en el jardín y en el balcón. En la casa, muchas plagas se propagan de forma explosiva. A menudo se pueden evitar los problemas con los compañeros de viaje poco queridos tratándolos de antemano.